GO UP

El Viaje del Ladrillo

La iglesia de los viajeros en forma de carpa

En Italia existe una iglesia dedicada a los viajeros , la conocias? Hoy voy a contarte sobre la «Iglesia de la Autopista» o «Chiesa dell’Autostrada», que ademàs, representa formalmente nada mas y nada menos, que una carpa.
Lo primero que sorprende de esta iglesia es su ubicaciòn: se encuentra entre la intersecciòn de las Autopistas «Firenze-Mar» (A11) y «Autopista del Sol» (Firenze Nord). Lo segundo que les va a llamar mucho la atenciòn es su cubierta verde, de cobre, con formas sinuosas que suben y bajan y te obligan a mirarla mientras pasas ràpidamente por la autopista.

Fue justamente el motivo de la construcciòn de la Autopista del Sol, que en los años ‘60 se transformò en la obra pùblica de posguerra mas importante de la peninsula, ya que permitia unir Milano con Napoli cubriendo màs de 750 km, por el cual se construyò esta iglesia, como un homenaje a los trabajadores que perdieron la vida durante la construcciòn de la autopista.
Pero el proyecto de este edificio magnifico que vemos hoy no fue el primero. Anterior, en 1959 el ingeniero Lamberto Stoppa presentò la primer maqueta al entonces Papa Juan XXIII, el conocido Papa bueno no lo fue tanto esta vez, y pulgar abajo al proyecto de Stoppa. Entonces la Comisiòn de Arte Liturgica convocò al arquitecto pistoiese Giovanni Michelucci a realizar una nueva propuesta.
Michelucci respetò del proyecto original la planta longitudinal, el baptisterio integrado al interno pero con acceso independiente, y las obras de arte que se habian contratado a distintos artistas del pais, que representaban Santos Patronos de ciudades por las cuales pasaba la autopista.

El sitio donde se construyò la iglesia es un terreno sinuoso donde se plantaron gran cantidad de olivos y algunos pinos marinos. La vista que uno tiene de la iglesia desde la autopista es totalmente distinta a la que se tiene desde el ingreso, el arquitecto no dejò nada al azar y todos sus planos estàn detalladamente pensados como ùnicos.
En cuanto al edificio en si, no representa la tipica cruz latina que caracteriza a la mayoria de las iglesias, si bien en la planta principal encontramos una cruz desarticulada.
Cuando nos paramos frente al ingreso, el espacio està envuelto por una pared de piedra que forma un claustro abierto y una marquesina en forma de concha marina el cual enmarca la sencilla puerta vidriada; a la izquierda, en el sector sur, encontraremos un camino que nos lleva a una segunda puerta, mediante la cual se accede al baptisterio, que posee una forma redondeada para homenajear a los baptisterios antiguos, entre ellos el de Santa Maria del Fiore de la mismisima Firenze. Al baptisterio tambièn se puede acceder desde el interior, a travès de una escalera, desde el nàrtex.

Este nàrtex ha sido concebido como en las iglesias paleocristianas, un espacio previo al ingreso dentro de la iglesia en si, ya que en aquel periodo las personas que aùn no habian recibido los sacramentos, no podian ingresar al templo. El nàrtex de esta iglesia es un enorme corredor rectangular donde se ubicaron las esculturas realizadas por los artistas italianos en bronce representando diversos santos patronos y por ello el espacio es conocido como la galeria de las ciudades italianas. Es un espacio es muy luminoso y càlido, con grandes ventanales altos y vigas que cruzan diagonalmente a gran altura.

Al llegar al final del recorrido, se accede al espacio central, la iglesia en si, un espacio que te deja a boca abierta por el primer impacto de formas y elementos, uno no sabe a dònde mirar. Este espacio està bañado por una luz mucho mas tenue y direccionada. En esta zona el diseño de planta es a cruz latina, posee tres altares, y la particularidad respecto al comùn de las iglesias es que el altar principal se encuentra en uno de los brazos cortos de la cruz, en un lateral digamos, y no como culminaciòn de la misma. Es que el recorrido tampoco es lineal, es mas bien un recorrido curvo, que ofrece diferentes posibilidades. Detràs del altar principal se encuentra un enorme vitral con la imagen de San Juan Bautista, patrono de Firenze, y a quien està consagrada la iglesia. Si bien afuera se escucha el caos del cruce de las autopistas, el interior de esta iglesia es calmo y silencioso, con pocos destellos de luz que vienen de puntos casi inperceptibles, y formas sinuosas en el techo y en los muros de una exquisitez unica. La dinàmica estructural se forma mediante columnas esbeltas con vigas que se entrecruzan como ramas y sostienen la cubierta ondulante de hormigòn compensado.

El arquitecto hizo varias modificaciones, como la ubicaciòn del altar de forma transversal, porque queria construir una iglesia para el hombre, a medida del hombre, un espacio para el descanso espiritual de los viajeros. Para darle esta calidez tambièn utilizò materiales de la zona y del pais, con muros realizados en Piedra de San Giuliano obtenida a mano, hormigòn blanco traido de la isla de Sardegna, pisos de màrmoles, y una cubierta de cobre que con el tiempo adquiriò el color que la caracteriza.

El arquitecto reconociò que no fue la metàfora a crear la forma, sino que una vez encontrada la forma, se puso a buscar una analogia que la validara. Michelucci describiò la forma volumètrica como àrboles que sostienen una tela, una cubierta. En palabras propias del arquitecto: “La forma [de la carpa] ha comenzado a tomar forma como resultado de la tela interior. Y es entonces cuando un verso de San Pablo en la Epístola a los Corintios (“Sabemos, de hecho, que si nuestra casa terrenal, que no es más que una tienda, se deshace, tenemos un edificio en el Cielo que viene a nosotros de Dios; casa no hecha por manos humanas, eterna «) me ayudó a especificar la forma en sí». Esto es muy interesante, no siempre el significado antecede a la obra.

Esta iglesia atemporal, dinamica, de una belleza estètica ùnica, buscaba ser morada de los que a ella fueran en busca de paz. El arquitecto la concibiò como una obra de arte surrealista.
La iglesia en forma de carpa hace referencia a nuestra condición de deambular, de inquietud, de cansancio en sostener esta lona que nos limita, que nos impide ver bien lo que hay afuera.

Datos Tècnicos:

Fecha de construcciòn: 1960/1964

Ubicaciòn: Campi Bisenzio, Firenze.

Altura: 27 m.

Superficie terreno donde se ubica: 6.000 m2.

Materiales estructurales: hormigòn armado compensado.

Materiales de cerramiento: piedra de San Giuliano/cubierta de cobre/pisos de màrmoles.

Leave a Reply