GO UP

El Viaje del Ladrillo

A las palabras de oro no se las lleva el viento

Cuando llegamos a la ciudad medieval de Lucca y empezamos a recorrer sus alrededores, los paisajes nos sorprendian siempre con lugares secretos detenidos en el tiempo. A encontrar uno de estos lugares partimos un domingo de invierno para aprovechar el ùnico dia de sol de la semana. Para llegar, salimos de la cinta muraria y caminamos por el barrio San Concordio, detràs de la estaciòn de trenes, hasta encontrar una arcada continua e interminable: el antiguo acueducto de Lucca. Este acueducto, de apariencia romana, es en realidad muchisimo mas reciente; fue construido en el siglo XIX por pedido de Maria Luisa de Borbòn, y el encargado de hacer la obra fuè el arquitecto Lorenzo Nottolini, de quien toma su nombre el acueducto.
El arquitecto se inspirò en la forma de los acueductos romanos ya que èstos funcionaban de manera precisa, utilizando los desniveles naturales del terreno. El acueducto posee 12 m. de altura y està formado por 460 arcadas que recorren 3,2 km. Solo ha sido interrumpido por el paso de la Autopista 11 Firenze Pisa, conocida como la autopista Firenzze-mare. Para construirla se demolieron 6 arcadas. Pero del acueducto les hablarè en otro post.
El trekking hasta llegar a nuestro destino empieza desde el templete de San Concordio, una cisterna de estilo neoclàsico dòrico, y desde alli, por un camino de tierra junto a las enormes arcadas de ladrillo. Nos acompañan tierras trabajadas de pequeñas huertas familiares y algunas casas de campesinos. Para cruzar la A11 tenemos un puente peatonal junto al acueducto, y podremos continuar sin problemas.

Se camina por zonas pobladas, zonas de campo, algunas calles…el paisaje que recorre los 3,2 km de acueducto cambia constantemente. Las arcadas terminan en otro templete de estilo neoclàsico dòrico, conocido como el Templete de Guamo, que es donde se filtraba el agua que luego recorria el acueducto.


Còmo continuar el camino hacia nuestro destino? Basta con mirar al suelo y encontrar un murete de unos 30-40 cm sobre el suelo, que cada tanto se transforma en antiguas càmaras de inspecciòn circulares: es el acueducto que continua de manera subterrànea hasta las surgientes naturales.

De repenteen este tramo pareciera que entramos al medioevo que describen las historias antiguas: un bosque de àrboles añejos, la luz del sol que se filtra entre las ramas y crea una bruma màgica, el rumor de la naturaleza que te circunda.
Desde que dejamos el Templete de Guamo, hasta llegar a destino tenemos que recorrer 1,3 km. Para quienes tienen dificultad de caminar, se puede llegar hasta el lugar en auto y estacionar en el ùltimo tramo, que es una calle de tierra. Pero cuàl es el lugar de destino al cual los estoy llevando? Un sitio conocido popularmente como «Alle Parole d’Oro».
Este sitio se abre en un gran parque rodeado de altisimas coniferas, con surgientes y cascadas de agua, antiguas cisternas tipo templetes donde se almacenaba agua, y un llamativo puente con escrituras en dorado.
La cascada que hace de fondo de este espacio, hoy en dia con muy poco caudal de agua, en sus inicios recogia el agua de 11 surgientes de la «Serra Vespasiata» actualmente en su mayoria inexistentes. Si seguimos camino un poco mas arriba, encontramos cascadas menores.


El lugar es un paraiso cuya mayor atracciòn es el puente. En èl hay un texto escrito con letras doradas, que segùn la tradiciòn de los lugareños eran de oro puro, de alli su nombre «Parole d’Oro» (palabras de oro). El texto està escrito en latin: KAR.LVD.BORB.I.H.DUX.N.AUG.AQUIS.E.PLURIBUS FONTIUM ORIBUS.COLLIGENDIS.ET AD URBANOS PONTES LARGIUS PERDUCENDIS.MONUMENTO.AETERNO.PROVIDIT.DUCATUS.SUI.ANNO.VI
Que traducido dice: «Carlo Ludovico Borbon duque, hombre noble y augusto, se propuso en el año VI de su ducado recoger las aguas de mùltiples surgientes y llevarlas hacia los acueductos de la ciudad con movimiento eterno.»
Si bien el mito de las letras de oro sigue vigente, en realidad estàn realizadas en latòn, y le dan un aire aùn màs mistico a este espacio.


Si te gusta el trekking, este lugar puede ser un destino para una caminata de 1 hora y media desde el centro històrico de Lucca, o simplemente un punto de paso en la etapa de camino por la via francigena que une Inglaterra con Roma, o por el camino de los acueductos, que une Lucca con Pisa.

De cualquier modo, una mañana de mates y relax, rodeados del sonido del agua y con el perfume de los àrboles, te transportarà a un verdadero lugar de fàbula. Y uno de sus puntos mas positivos es quizàs que es visitado solo por algùn que otro lugareño que camina por sus alrededores.

Calzate las zapatillas y veni a descubrir estas palabras que ni el tiempo pudo borrar.

Leave a Reply